@Ainhoa. Con la tecnología de Blogger.
miércoles, 1 de octubre de 2014

EL CORRECTOR

Sabemos que el corrector hace maravillas con las ojeras y los siempre inconvenientes granitos, pero hay otras zonas en las que te lo puedes aplicar y sacarle el doble de partido.Forma parte de nuestra rutina diaria de maquillaje. El corrector es un básico que aplicamos con soltura sobre las ojeras y sobre todo aquello que queremos esconder o disimular, pero en raras ocasiones aprovechamos su capacidad para iluminar el rostro. Utilizándolo en otras zonas se unifica el tono y aporta luz consiguiendo en ocasiones , no llevar nada más encima.



 

Éstas son las otras zonas en las que puedes utilizarlo, y su correcto modo de aplicación: 

- Las cejas: aplicar el corrector rodeando las cejas es perfecto para aportar luz a la mirada, agrandar el ojo y librarnos de las rojeces que aparecen cuando estamos cansadas. Además, ayuda a disimular la apariencia algunos pelitos si todavía no has ido a depilarte las cejas. Aplícatelo en ligeros toques rodeando la ceja, y extiéndelo bien con el dedo. 



- La nariz: la nariz se presta especialmente al corrector en tres zonas: el puente, las aletas y la ventana. 

El puente es una zona especialmente grasa y en la que pueden aparecer poros visibles. Lo ideal es que apliques uno de textura mate y cremosa. 


Las aletas son zonas generalmente enrojecidas, en las que pueden aparecer radicales libres. Acostúmbrate a cubrirlas como haces con las ojeras, y a asegurarte de que no queda ni rastro de maquillaje en ellas por la noche, ya que por sus características sus poros se obstruyen con facilidad. 



La ventana (para que nos entendamos, la parte exterior de los orificios), por su parte, tiende a enrojecerse si pasas por un catarro o padeces alergia. Utiliza un corrector suave y que cuente entre sus ingredientes vitamina E para calmar la zona. 



- Los labios: una fina línea en la parte superior agranda el tamaño de la boca, aunque el labio inferior y la barbilla también se benefician de un toque de corrector. Aplica dos pequeños toques de corrector en la zona que está entre el labio y la barbilla, uno a cada lado de la parte superior de la barbilla. De repente, se hizo la luz. 


0 comentarios:

Publicar un comentario