@Ainhoa. Con la tecnología de Blogger.
domingo, 24 de febrero de 2013

MBFWM DIA 20

ION FIZ

El diseñador trabaja con maestía de artesano el total look de su colección Sui Géneris de pies a cabeza. Las pamelas de Biliana Borissova y los zapatos del creador bilbaino para la firma Iphigenia demuestran lo dicho. Destacan los trejes de chaqueta para la noche,con solapas de satén turquesa, y los vestidos de inspiración vintage para el día, además de toda una suerte de estampados tartán para una mujer muy estilosa, que no descuida ni el minimo detalle.















SARA COLEMAN

Un punto amarillo, un estampado abstracto, de lana, con pelo y un toque gris. Con estas premisas, la creadora a escrito la historia interminable en una colección eterna en el número de salidas, donde las variaciones sobre un mismo tema a sido la constante. Un look relajado, anodino y puesto en todo momento en piloto automatico.














DAVIDELFIN

Todo blanco. El diseñador entona una colección a un solo color. Como siempre, surrealista, con bolsos que se llevan al revés, cuellos que descansan en la nuez, y forros que salen por delante como si se apoyasen en la parte delantera del cuerpo, para siluetear la trasera con pinzas y cremalleras. Las rosas de croché no mortifican sino que santifican un trabajo coherentecoronado por un solo look en negro.

















JUANJO OLIVA

Practica el largo como nadie, con túnicas en color aguamarina, coral o berenjena, para desplegar volumen de falda en un modelo de tul negro. La ultima serie intercala blancos alargados con un trío de estampados impresionistas. El madrileño vuelve a hacer un alarde de buen gusto, con una puesta en escena que recuerda a los salones de película de aquel Hollywood dorado.
















AA AMAYA ARZUAGA

Los neoprenos inspiran las formas y cortes de la nueva colección. Un ejercicio minimal con fondo negro contenido y alegrado por un puñado de colores; rojo vino, verde billar, camel y algún gris.Una paleta cromática que se basa en la obra de Ellsworth Kelly, y que sale al campo para traer pinceladas naturales. El punto, tejido por excelencia de la diseñadora burgalesa, se combina con seda y fieltro para no perder de vista el toque industrial. Formas oversize que dejan atrás las siluetas pegadas de otras temporadas para dar paso a vestidos saco, capas y cuellos altos contrastados.













DUYOS

A ritmo de flamenquito del bueno la marca extiende su manual de buenas maneras. Una forma de concebir la moda que ya tiene reglas fijas: carta de color en vino, naranja y rosa pastel; siluetas de baile y otras del clasicismo made in spain; vestidos cóctel cortos, y una sensualidad edulcorada. Esta temporada incorpora la capa, que es más racial que torera, y pone el acento en los gorros estilo cuáquero, hechos con pelo de castor.














DEVOTA&LOMBA

Hace molinillos y juega a la papiroflexia con tela de topos en blanco y negro. Los trajes sastre, malvas, los decora con triángulos de cristales brillantes como si de un trébol de tres hojas se tratase. La colección vuelve a hacer filigranas arquitectónicas, esta vez en solapas de vestidos cortos, pegados como un lápiz y con apertura lateral.














AGATHA RUIZ DE LA PRADA

La creadora repasa 30 años de trayectoria en un desfile donde toma el terciopelo como tejido de referencia para explorar su exterior más exitoso y mostrar su interior auténtico. Vestidos dinosaurio, menina, flotador y el famoso ensaimada, con el que a salido a saludar al final, todos en la misma textura y, a veces, en combinación cromática española. No se puede olvidar los nuevos modelos corazón (rojo) y balón (azul) en versión capitoné.
















0 comentarios:

Publicar un comentario